lunes, 25 de abril de 2011

Ni Arte ni Cultura

Todo arte es fruto del proceso creativo del ser humano, por tanto, cualquier cosa puede ser tomada como algo artístico si uno se lo propone y tiene imaginación. Tildar de arte a semejante patraña es un insulto a la inteligencia y, sobre todo, a la capacidad de razonamiento que nos diferencia, aunque no tanto, de los demás animales. No deja de sorprenderme tamaña contradicción en el hecho de que sean los amigos de la tortura los que se creen superiores a los otros animales y con derechos sobre ellos, los que menos uso hagan de esa cualidad que los pone por encima. Porque ése es el pensamiento de los torturadores, el creerse superiores y ante todo dar por hecho que la superioridad otorga poder sobre lo inferior.
El toreo es una tradición muy antigua, de eso se valen sus defensores, como si fuera algo positivo. Han olvidado que la tauromaquia es tan, tan antigua, que proviene de una época con una moral muy cuestionable: la de la Inquisición, el racismo, las hogueras y la pobreza, la de la subyugación y destrucción de pueblos y culturas diferentes, de la violación y los mestizajes no reconocidos, del genocidio de millones de seres humanos, de la quema de libros, de la intolerancia.
¿Por qué, pues, se valen de la tradición para justificar la tortura y la violencia gratuita? ¿No es precisamente eso una prueba más de que es una práctica aborrecible y que urge relegarla a un pasado escabroso?
Se habla de cultura… y la gente apenas es consciente de lo que significa esa palabra. La cultura no es música, no es arte, no es literatura, no es danza, no es tortura; la cultura es todo aquello que hace al Hombre más grande, lo que enaltece la inteligencia, lo que hace prueba indiscutible de que somos seres pensantes. La cultura es aquella literatura que te lleva a leer más, aquella música que te hace soñar, aquellas pinturas que te llegan al alma… La cultura es todo aquello que hace que un ser vivo medite, reflexione, mire hacia dentro, haga uso de su cerebro. La cultura es todo aquello que hace avanzar a una sociedad, que enriquece al pueblo y a la civilización. La cultura es todo aquello que ayuda, no que destruye.

Una de las argumentaciones más manidas de los defensores de la tauromaquia es que sin las corridas de toros la especie se extinguiría. Bien, lo primero de todo es que el toro de lidia no es una raza aparte, es una mezcolanza, un mestizaje que nunca ha llegado a aposentarse formalmente. Los toros bravos ya existían.
Los que defienden la tauromaquia valiéndose de este argumento son unos hipócritas. Eso es lo que son; porque no les importa la suerte del toro, sólo su propia suerte, su dinero, su divertimento… ¿Por qué desaparecería el toro de lidia si no hubiese corridas de toros?, pues simplemente porque a nadie le interesaría conservar esa “raza” si no se le permite jugar con ella. No hay más.
Otra argumentación es que el toro de lidia vive en libertad, en las dehesas, no como los animales de granja, que viven continuamente maltratados.
Lo único que quiere decir esto es que los animales de granja también son maltratados, cosa que no exime al ganadero y criador de toros, ni al torero, ni a la afición, de sus crímenes. Lo único que viene a decir esto es que los animales de granja deberían también vivir, como mínimo, como los toros en las dehesas.
Por último, el «¿y a ti que te importa? Respétame». Bien, respétame y déjame matar tranquilo. Un motivo ya más egoísta en contra de este despropósito puede ser el hecho de que cada español contribuya, obligatoriamente, a esta masacre sin sentido con 54 euros anuales. Un dinero que bien podría usarse para ayudas sociales o incluso para la promoción de una verdadera cultura, de la literatura y el Arte.

«La conmiseración con los animales está íntimamente ligada con la bondad de carácter, de tal suerte que se puede afirmar seguro que quien es cruel con los animales, no puede ser buena persona. Una compasión por todos los seres vivos es la prueba más firme y segura de la conducta moral».
(Schopenhauer)


«La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por la forma en que son tratados sus animales».



«El hombre no posee el poder de crear vida. No posee tampoco, por consiguiente, el derecho a destruirla».

(Ghandi)


«La exaltación máxima de la agresividad humana».

(Félix Rodríguez de la Fuente)



«Es más fácil explicar el porqué de una guerra que la presencia de público en las gradas de la plaza celebrando el dolor y el asesinato».

(Eduardo Lamazón)

















                        










12 comentarios:

  1. Duro post, hay tantas aberraciones en esta vida, como la ABLACIÓN GENITAL FEMENINA para la mujer islámica
    me has arrancado una basca en las tripejas con estas fotos
    Hay tradiciones que merecen palos
    Besos guapo

    ResponderEliminar
  2. Buenas, Irene. Demasiadas aberraciones hay en esta vida, sí. Deberías ver los vídeos, son terribles.

    Y el documental Terrícolas (Earthlings)... Jamás había visto algo igual.

    Me he confeccionado un planning de tareas para organizar mejor mi tiempo, a ver si lo consigo. Mañana tocan un par de horitas de blogs y proseguiré con las lecturas en el tuyo, ¡que me encantaron!

    ResponderEliminar
  3. Una vez estaba leyendo sobre chimpancés y el autor dijo. "Tienen cultura". Y añadió, "la cultura es la capacidad de transmitir conocimiento". Por eso siempre le dijo a mi mujer que aprenda a hacer la espalda de cordero como su madre. Que le transmita ese conocimiento.
    No tengo tan claro como tú lo del toreo. Para serte sincero, me preocupa mucho más la mala vida de los animales destinados al consumo. Y sé que si se criaran al aire libre el precio se multiplicaría y el mercado no lo aceptaría.
    Menos carne. Con lo que me gusta...
    Así, disiento en ser tan duro con lo del toreo, que tampoco me gusta a mí. En fin.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Sé lo que dices. ¿Has visto el documental Terrícolas? Aborda un mundo de cosas acerca del trato a los animales, incluyendo los de consumo. El precio se multiplicaría, dices una gran verdad; pero deben criarse al aire libre sí o sí. No hay otra. Yo como carne, pero sé que debo comer menos y lo voy a hacer, mucho menos.

    Sí que hay que ser duro contra una práctica de divertimento a base de agresividad y propagación del dolor. Muy duro. Hay una intencionalidad detrás que es la de divertirse, entonces, ¿cómo puede lucharse contra el maltrato animal en las granjas, en los laboratorios, las pruebas de cosméticos o la peletería, si estas se ven como algo "necesario"? No se puede llegar a la gente, erradicar esa forma de pensar que nos hace tratarlos como a objetos sin eliminar primero de la sociedad ese parecer de que la violencia gratuita para con los animales está bien.

    Hacer daño a los animales porque sí, simple y llanamente por eso, es una aberración impropia de una mente pensante. Si no somos capaces de traspasar la barrera de la ignorancia que nos obnubila, jamás se podrá, pero jamás, eliminar el hambre en el mundo (con el grano que se da a los animales de granja, podría alimentarse a toda la población mundial, nadie moriría de hambre), eliminar la violencia, y todos los males que aquejan a este planeta.

    De verdad, me gustaría que vierais ese documental. No es que diga nada nuevo, pero de saber, a ver, hay un trecho, y creo necesario el sufrir viéndolo que acallar nuestras voces interiores.

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno. Yo he ido moderando mi "antitaurinicidad", pero sigo estando en contra. Creo que a las citas certeras que añades puede sumarse una de Milan Kundera que dice que sólo mostramos la verdad de lo que somos en nuestra relación con los animales. Entre nosotros hay demasiadas relaciones de poder que pueden hacer que nos comportemos de manera distinta si supiéramos que seríamos impunes a lo que hicíesemos.

    Las imágenes son espeluznantes :(

    Para ver los comentarios en tu correo, creo que debes configurar tu blog, ay una sección para los comentarios.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  6. Hay, joder :DD Se me había olvidado decirte que gracias por las correcciones, que estamos para aprender. Que oportuna metida de pata ;)

    ResponderEliminar
  7. Buenas, Explorador, miraré lo de la configuración, pues. El caso es que antes siempre me mandaban emails.

    Esa cita no la añadiré, aunque es perfecta, porque solo pongo citas de gente que conozco y he leído.

    Pues mira los vídeos y verás...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. He añadido algunas cosas más que se me habían olvidado.

    ResponderEliminar
  9. El toreo no viene de la Inquisicion, es una herencia de las venationes, la caza de animales salvajes en el Coliseo para diversion del pueblo romano. Viene de la epoca de los gladiadores, mira tu si es algo arcaico y salvaje. Bueno, basta ver a la gente que acude a las plazas y defiende el toreo para ver que ahi el intelecto no esta muy desarrollado...

    ResponderEliminar
  10. No, no digo que esté relacionado con la Inquisición, digo que los inicios de la tauromaquia en España provienen de una época, o cercana, a la de la Inquisición y toda la sin razón que azotaba Europa...

    Los españoles de la Edad Media tenían en muy alta estima al Imperio Romano, me parece obvio que adoptaran muchas costumbres de ellos.

    ResponderEliminar
  11. Fuerte entrada Sergio ..aca en Chile se practica algo llamado Rodeo...y bueno es una tradicion de mi pais , donde el maltrato animal es increible ... busca info .... y gracias por tus aportes ...me han servido mucho ...gracias ..Michel

    www.micheldeb.tk

    www.lamalapoesia.tk

    ResponderEliminar
  12. Sí, sé lo que es. Una pena. Hay que luchar contra todo esto, luchar como sea, pues es necesario un cambio de actitud.

    De nada por los aportes, me encanta cómo escribes. Tienes una crudeza en tus palabras, son los relatos demasiado reales, vívidos...

    ResponderEliminar